miércoles, 24 de marzo de 2010

Reflexiones de un novio abandonado




 Creo que nuestra relación terminó. Me besó. Y se fue.

Y todos los que alguna vez creímos en la eternidad entramos en la llamada Etapa 1. Nuestra autoestima se toma vacaciones y quedamos solos y desamparados. Hay un complot en nuestra contra y el mundo nunca pierde.
El trabajo se vuelve más difícil. Los amigos no tienen la palabra justa. El dentista te hace doler más de la cuenta. Tu equipo de fútbol pierde todos los partidos.
Nada tiene sentido. Volvemos a sufrir cuando nos prometimos que no sucedería. Y otra vez a levantarnos cada lunes, como robots automatizados de ciudad pero con sentimientos. Y encaramos la rutina sin esa motivación extra que implica ser amado, necesitado y buscado por otra persona.
Y a pesar de que el sol nos alumbra y los colores del arco iris brillan en Buenos Aires, las veredas, las avenidas y la gente se tiñen de gris. Como en una película de Gardel. Porque el tango lleva la dosis justa de melancolía y amor.
En estos momentos, no podemos resistir el ver a una pareja feliz, a los besos, de la mano, como prescindiendo del resto de la gente. Sólo queremos dormir y mirar TV o leer Coelho. Y que pase rápido y se termine. Pero nuestra autoestima está de viaje. Y no va a regresar hasta dentro de un tiempo.
Vienen los signos de debilidad. El orgullo se tira al tacho y muchos se escuchan a sí mismos repetir las frases más derretidas de las películas:

Sos la única que creía en mí. Quedate. Para siempre. (Intento de aferrarse como sea a la Etapa 0).

Las personas nos lastimamos demasiado. Herimos y nos hieren. Los especialistas dicen que el cuerpo no sufre, el proceso va por dentro. Yo digo que en estos temas del amor, la sangre es la lágrima. Y la medicina, el tiempo.
El otro día hablaba con una amiga. Según la Psicología, la energía que tenemos es pulsión sexual reprimida. La liberamos haciendo otras cosas, como bailar rock, trabajar como un loco o mirar el último capítulo de House.

Surge entonces la pregunta. ¿Cómo enfrentar nuestra nueva condición de abstemios? ¿Cómo pedir con amabilidad lo que nuestro cuerpo reclama a gritos? ¿Vamos con un cartel en la frente que diga “disponible, poco uso, buen manejo en las curvas, palanca de cambios de 5 velocidades”?

Llegamos entonces a la Etapa 2. La llamada búsqueda del ambiente y la compañía amigable. Entran en juego los boliches, las personas del pasado y hasta la fiesta de cumpleaños del hermano menor de tu amigo de la primaria. Caras frescas se buscan. Nuevos actores irrumpen en nuestras vidas. Y su papel es enamorarnos, besarnos, acostarnos, histeriquearnos o ignorarnos. Pero sobre todo, hacernos olvidar.

La Etapa 3 es la de recuperación. Puede ser el comienzo de una nueva historia. O la firme convicción de que se está mejor solo que mal acompañado. Generalmente es una instancia de reflexión. Todos llegamos a una conclusión que luego traicionaremos.

En mi caso, ahora vivo sin etapas. Porque si pienso –y hablo– demasiado dejo de existir. Porque las fábricas de novios y novias deben seguir produciendo y firmé un contrato de confidencialidad con la empresa. Y porque importa más lo que sentimos que lo que verdaderamente ocurre.
Cuando cuente hasta tres vas a olvidar todo esto y vas a salir a amar a alguien –hay que ganarle a China–. Mujeres atractivas e inteligentes, comunicarse con el autor a la brevedad. Consejo personal: no hagan de sus blogs un ambiente de Etapa 2.

Uno. Dos. Tres.


(Imagen extraída de aquí)

27 comentarios:

Vir dijo...

me pareció una genialidad...
me quedo con la etapa 3 porque me gustan las nuevas historias.
"Todos llegamos a una conclusión que luego traicionaremos" brillante

BRIGANTIA dijo...

Me encanto! Me senti tan identificada con las etapas.... como siempre un placer.
Besos

lachispademimente dijo...

Excelente!!!!!!!!!!! te has convertido en todo un psicólogo de asuntos amorosos, varón :P. Me encantaría poder compartir los últimos párrafos del relato...
Siga regalándonos genialidad s'il vous plait.
y aguante dr house

Mai Puvin dijo...

Jajajajajajaja mi Blog es tu mejor lugar, colega. Es... de Coloresss!

Adoré leerte...

Besazo de comprensión y refugio.

Andrea dijo...

Todos nos vamos a sentir identificados...las etapas están excelente. Genial!

Osa Gummie dijo...

jajaja ay amigo muy bueno! Y me llega en una etapa tan especial... vamos por el desencanto número 20 creo jajaja y otra vez estoy en la etapa en la que probablemente me de por vencida y me dedique a comer helado mirando películas románticas en la cama por el resto de la eternidad jajajja

Inteligencia me sobra... atractiva? ya no tanto jajaja pero a veces esa inteligencia parece ser uno de los peores ocndimentos para una relación... pero sí es cierto... por lo general la esperanza del amor verdadero le gana a la bronca y la promesa de ser una solterona empedernida... asique quien sabe si pronto no estaré corriendo de trás de mi "nuevo esta vez es... amor de mi vida" jajaja

Marina dijo...

Che, esto se pasa de genial. Me gustó mucho y ni te digo en qué etapa estoy porque ya violé tu última recomendación. Igual, estoy en contra de cómo se hacen las cosas. En contra mal. Y, sabés, me copa, porque tengo nueva bandera y vivo de ellas, son mi ilusión y mi motor.

Penélope dijo...

Jajajajaaja no hagan de su blog una etapa 2?? ajajajaaj
Genial.
Y arriba el ánimo, que la tristeza se pasa y un día te levantas y te das cuenta que todo es historia...
Un beso!

El viento a contramano dijo...

jajaja... genial!!! me cagué de la risa, si, me cagué de la risa...

"¿Vamos con un cartel en la frente que diga “disponible, poco uso, buen manejo en las curvas, palanca de cambios de 5 velocidades”?" es mortal, hasta pensé en ponerme un aviso en el diario con estas palabras, jajaja...

Varón, amigo... mucha razón hay en sus palabras, y más en eso de "la sangre el la lagrima y el tiempo, medicina..."
Excepto por lo de Coelho (imposible de leer en cualquier etapa, jaaa).

Un abrazo, Varón, y muy buenas sus reflexiones.

Lorena dijo...

Simplemente... MUY BUENO! tan real, como dramàtico y gracioso. por esa misma identificación que hizo eco en todos lo que te leímos, mejor lo tomamos con humor porque son reglas del juego que parecen regirnos a todos por igual. Pasè por aca de casualidad por la publicación que hizo Vir de tu Blog en su muro. Te sigo! besos

Alelí dijo...

A mi me gusta de tanto en tanto hacer el recorrido...por suerte la etapa 1 es cada vez menos intensa y las otras dos dónde paso más tiempo. A veces hasta las vivo en simultáneo!

Ya.

beso

dondelohabredejado dijo...

Excelente texto. Aunque no me sentí identificada en esto de las etapas, sé que la mayoría lo vive así.
Un abracito.

Magah dijo...

Nada de nada, ni uno ni dos ni tres!
Ni palabras e aliento, ni para mì ni para nadie.
Ser robot es una estrategia por estos dìas y me va mejor de lo que esperaba.
Muy grafico tu relato!

Saludos.

Anónimo dijo...

De no creer, hace un año que voy y vengo por esas etapas y nadie lo descibiria mejor, como siempre, la palabra justa. Felicitaciones! Noe

chica pastiche.- dijo...

maldita etapa 1. la odio.
la odio la odio la odio la odio.


la odio.

Greta dijo...

"Y otra vez a levantarnos cada lunes, como robots automatizados de ciudad pero con sentimientos. Y encaramos la rutina sin esa motivación extra que implica ser amado, necesitado y buscado por otra persona".

Extraigo este párrafo para realzar la idea de "sentimiento", aplicándolo al de "inteligencia emocional", un concepto que se emplea en ambientes laborales.
¡Qué complejo disociar el sentimiento de la acción! Sin embargo, esa memoria-olvido, ese interjuego de ver-ignorar, se da en el intento de subsistencia natural del ser humano. Es lo que nos permite -en mi humilde opinión-, interactuar reflexionando.
Te felicito.

Maqui dijo...

Y si te digo que me sentí identificada con todas las etapas?

A veces siento que me pasan todas juntas. Te juro.

Igual es como vos decís, mejor vivir sin etapas porque importa más lo que sentimos que lo que verdaderamente ocurre.



ps....No suelo encontrar palabras que realmente me gusten taaaanto en los blogs, solo algunos privilegiados en la escritura me sacan una reflexión, y esta entrada me encanto tanto que sentí como si la hubiera escrito yo y todo =)

PABLO FRANKO dijo...

Yo tengo un amigo que suele hacer las tres etapas juntas y las va intercalando para nunca quedar a merced de nadie. Obvio que para esto necesita más de una enamorada, mas de una traición y mas de una esperanza todas al mismo tiempo. O sea, por lo menos una mujer para cada etapa para cada día de la semana. Lleva sus nombres bien apuntados, eso si en la manga de su camisa para no confundirse. Genial el relato. Un abrazo

Lola dijo...

1-Mujeres atractivas e inteligentes, comunicarse con el autor a la brevedad. Consejo personal: no hagan de sus blogs un ambiente de Etapa 2.= ¿Contradicción o ironía?
2-Que bueno que a alguien se le ocurra poner en etapas mi vida desde hace un año. Estoy en el pasillo que une la 2 y la 3. Espero que no sea demasiado largo.
3- Qué bueno que ese alguien sea un hombre. El "mundo bloger" me dió una segunda campana acerca del universo masculino.
Creo que te voy a visitar seguido, me gustó tu blog.

Flor dijo...

Voy por la 1.
Sucks!

YUYUY dijo...

Pero porsupuesto que me identifiqué con todas, lo que me preocupa ahora es que luego de haber pasado por esas tres estapas, llega un momento donde regreso a la etapa uno pero de manera invertida, es decir, poca productividad, cero energía, y cero motivación sexual, y eso, eso es preocupante :s

Olvidaba presentarme, soy YUYUY, y no sé como llegué a tu blog pero acá estoy, comentando.
Saludos.

TBC dijo...

Saludos a la turba. Me presento ante Vds., soy TBC, un individuo errante de concepciones arbitrarias.
Pues bien, sabiéndome -otrora- invitado por el escritor del cuento simpaticón, opinaré al respecto del fondo que nos reune en cuestión: el amor (o algo semejante).

El cuento, si acaso lo es, se infiere entretenido, ágil, dinámico y poco más.
Ergo, me emancipo de los ciudadanos que con tanta afinidad insinúan hallarse identificados con ciertas inexactas definiciones. Pero claro, a quién le importarán estas cuestiones, si a mí no me han enviado a que analice el imperativo genético de la ley de conservación de las especies. No obstante, deduzco -desde mi estado de opinión ignorante habitual- un error frecuente en torno a la búsqueda inquietante, quasi apesadumbrada, vehemente y hasta de a ratos
pesimista del amor (véase como ella o él). O bien, de aquel mortal (qué vaya a saber Zeus a que blog estará) que tanta pasión y otros ingredientes reconocidos nos proporcionará. Porque lectores, el amor no se busca, llega solo.

Se buscan citas, se buscan acostadas, se buscan pasiones y devaneos, se busca, en suma, entretenimiento con fecha de elaboración y caducación, empero el amor, me temo que no.

Asunto que podría dilucidar subjetivamente en otra nueva oportunidad en que el aburrimiento me subyugue al teclado (aguardo no sea cuanto antes).
Pues, como diría Sócrates "ya no tengo más nada que decir, ya es la hora de partir...".


Cordiales saludos.


TBC

Sentires dijo...

Muy bueno y es imposible no sentirse identificado con alguna de esas etapas que tan bien describis.
Saludos con sentimientos!

Sacada de contexto dijo...

A mi nunca me dejaron.
Pero sí pasé por esas etapas mientras continuaba con aquel insalvable noviazgo. Cuando tu pareja sin razón aparente deja de mirarte como antes es una especie de abandono, no?

Pero en realidad lo abandoné yo (cuando me recuperé, etapa 3).

Mariana dijo...

"Todos llegamos a una conclusión que luego traicionaremos." Intentos de amor...humanizante

pabloezequielchacon dijo...

Festejo mucho cuando alguien plasma las heridas contemporáneas del desamor con el mismo amor que le tiene al arte de expresarse. Creo que asentí más "en estos temas del amor, la sangre es la lágrima. Y la medicina, el tiempo." y si, quizá nunca dejen de dejarme. Pero siempre habrá un escritor dispuesto a alentarme. en esta oportunidad fuiste vos, amigo.

Simplemente YO dijo...

estoy en la etapa 2, y no veo la hora de llegar a la 3, porque la 2 hay dias que me lleva a la uno y esa si que es una etapa que no quiero repetir

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails