domingo, 25 de octubre de 2009

Martina Metáfora

Siempre admiré el modo en qué Martina me cuenta sus mil y una historias. Es de esa clase de personas que parece que escriben cuando hablan. Define sentimientos y situaciones con metáforas barrocas. Porque Martina no se enamora: cae rendida ante el nombre justo de la vida.
Cuando corta, no analiza los motivos del fin de la relación: hace una autopsia de cada momento vivido. Martina sostiene que el que quiere estudiar al amor se queda siempre de alumno.
Su jefe no es un capitalista a ultranza; simplemente dolariza sus convicciones. Los lunes no son horribles per sé; sólo cuesta despertarnos de la pequeña muerte de cada domingo por la noche. Ah, y el fútbol no es la pasión de multitudes: es el espejo mágico en el que maquillamos nuestras frustraciones como seres humanos nacionales -y anotá nacionales y no racionales por favor, me recalca con energía-.
Una mujer inteligente también tiene problemas. Y como la mayoría de los argentinos, Martina decide iniciar terapia.
Tras meses de viajes a la infancia ida y vuelta con desayuno, lágrimas que son agua y van al mar, procesos reflexivos internos y paellas de emociones (en palabras de Martina), resulta ser que en este caso el culpable no tiene nombre de mujer: la madre es inocente. Según el psicólogo Ricardo, el que la traumó fue el padre, enterrado hace años en cementerio de zona norte.
Escucho a Martina con una paciencia infinita. Obedezco a su necesidad de abrir el corazón y encerrar al cerebro:

- Mi viejo tenía el don de hacernos miserables a todos. Bastaba una postura, una mirada, una cara al volver del trabajo. Ni que hablar si empezaba con insultos- y cierra con un par de sentencias de las suyas-. - Te digo que no le faltaba ningún jugador. Solamente el arquero. Ah, y estoy saliendo con el psicólogo.

Así era Martina. Una caja de sorpresas. Una metáfora hecha persona. Por eso fue que tomé con naturalidad cuando tres meses después me dijo que estaba embarazada. Y esa conversación telefónica sí que fue larga.
Ricardo no se había mostrado muy contento con la noticia. “Y además dice que proyecto en él la imagen paterna. Como que él tiene que cuidarme por todo lo que no me cuidó mi viejo. Que lo cargo de responsabilidades. Y que por eso pasa todo esto”.
No quise meterle más manija. Pero entre nos, Ricardo tenía algo de razón. Se parece al viejo. Es una extrapolación de su hijaputez.
Menos mal que el tiempo pasa. Curó un poco las heridas. Martina se estabilizó y cría a Mati con mucho amor. De Ricardo sólo ve un cheque el día 5 de cada mes.
Hace poco estuve con madre e hijo. Se los ve muy bien, el pibe tiene personalidad, ya terminó el jardín. Como una metáfora de la vida de Martina, de su relación con los hombres, de su odio por el fútbol, Matías le salió fanático de Racing. Y ante la contratación del mega popular entrenador alemán del equipo, Martina pensó en voz alta: pobre Academia, está condenada al fracaso.
Y Matías, con sus 5 añitos, con su vocecita ingenua, con su inocencia preescolar y su ignorancia completa a nivel sexual, respondió al mejor estilo materno y en nombre de Dios, con un profundo grito de enojo: mamá, ¡seguila chupando!

30 comentarios:

Greta dijo...

¡Qué aprendizaje veloz!
Muy bueno.

Andrea dijo...

¡Totalmente real! Excelente

lachispademimente dijo...

Es un placer leer tus descripciones metafóricas. Buen cierre de finde. Tante grazie e a presto.

Marina dijo...

che, muy buen relato. se hace arena entre los dedos.y me gustó la personalidad de Martina. definitivamente!

Damn Girl dijo...

Martina nos representa a todas. Es la busqueda del amor en cualquier formato lo que nos hace mujeres. Quizas martina, despues de muchos años encontró y creó al hombre de sus sueños. Good for her.

Anónimo dijo...

Muy bueno Dieguito, seguis sorprendiendome.

Besotes!
Noe

Osa Gummie dijo...

Dalman, me impresionan sus escritos querido! Y sino fuera por la parte de que el padre de Martina es un HDP y que por ahora no estoy embarazada de un psicólogo... podría decir que esa "Martina Metáfora" tiene mucho de "Luciana Metáfora" jajajajajajaja!

Mil besos desde el otro lado del planeta

Lula

Vir dijo...

excelente relato...martina nos pinta un poco a todas las mujeres
sencillamente me encantó!
beso

parece que dijo...

me encantaron tus cuentos y te linkee..

Maxi dijo...

que buena forma de contar, de llevar a través de la historia!

Qué decirle, Varón, más que cada vez que leo Martina no puedo dejar de remontarme a mi primer amor, el más platónico y duradero en el tiempo, y justamente con una personalidad imponente y metafórica, será cuestión de Martinas...

Que las mujeres que se creen superadas respecto a los hombres a la larga terminarán haciendo hijos con mismas características, porque no se supera, se atravieza y la que no le hizo frente como los ovarios mandan, apenas si lo dejó abajo de la alfombra. A qué venía esto? No sé.

Saludos!

El viento a contramano dijo...

Excelente Varón, excelente... la metaforas que soles utilizar en tus cuentos dejan mucho a quien puede leerlos, y además reflejan una realidad constante... y hasta el detalle del final, del nene adoptando para enojarse con su mamá la puteada del momento...

Hasta pronto Varón, que estés bien.

Jime dijo...

Martina sostiene que el que quiere estudiar al amor se queda siempre de alumno.


Eso me mató. Excelente.
Gracias por invitarme a tu fantabuloso blog!
Saludos!

Alelí dijo...

que belleza! me encantó!

BRIGANTIA dijo...

muy bueno!!!

Soy peregrinaperla dijo...

habrá que aprender de Martina, entonces. Lindo y fresco relato.
Buena semana para usté.

Magah dijo...

Hola Varón! Un re gusto venir hasta acá, como te dije en mi blog, me fuí a leer "No se culpe a nadie" y como lo prometido es deuda, aquí estoy.
Me encantó el relato. Martina de diez y lo que dice de estudiar al amor, impecable.

Un honor que mi breve relato te recordara a Cortazar. Un honor y gracias.

MAGAH

jetchebehere dijo...

como siempre un lujo Dieguito.
Que buen final. y que real!

Princesa Scarlatta dijo...

Todas somos a veces un poco como Martina.

Saludos y gracias por su visita.

Aymara dijo...

"Martina sostiene que el que quiere estudiar al amor se queda siempre de alumno". Que buena frase! aunque siempre somos alumnos en temas del amor. Cada persona es una materia nueva. Me gustó mucho. Besos

*Luna dijo...

Hola me encanto tu relato es precioso gracias por pasar por y blog y tu comentario
un beso

SANDRA... dijo...

Buenas noches Varón, ante todo gracias por su visita a mi blog, ésta me permite conocer este rincón lleno de sabiduría. En cuanto al relato debo decir, grande Martina!!!
Besitosssssssssssssssssssssss.

Víctor Dupont dijo...

Quisiera destacar este parlamento, en apariencia banal, sin vuelo o ternura o ingenio:
“Y además dice que proyecto en él la imagen paterna. Como que él tiene que cuidarme por todo lo que no me cuidó mi viejo. Que lo cargo de responsabilidades. Y que por eso pasa todo esto”.
La literatura no sólo son frases eficaces, bellas, bien estructuradas (artículo sustantivo verbo etc) sino también frases como éstas. Dislocadas, llenas de "que" ("y que por eso" "como que" "que lo cargo"), torpes, con el ritmo de nuestra habla cotidiana. Sin estilización. Como habla la calle, como habla Martina cuando no la caracteriza el narrador: sin metáforas.
Retrato y narración.
Muy lindo ese detalle.
Y precioso el incesto del final.

Marina-Emer dijo...

ME GUSTO TU PUBLICACIÓN BONITO TEXTO EL AMOR LO ESENCIAL PARA VIVIR ...MUY LINDOY TE SIGO
SALUDOS
MARINA

Ximena Ianantuoni dijo...

hay mucho en tu forma de decir,
qué bueno que me invitaste!

Laura dijo...

como le va? aquí estoy como prometí devolviendo visita y de paso (o no) quería felicitarlo por el juego de palabras y el uso de metáforas, aquí Martina me encantó

gracias por su atención

le dejo mi beso

El Cochinillo exquisito. dijo...

Una exquisites su blog...

Me sumo.

Nyn dijo...

(▒❤▒▒▒▒▒▒❤ ▒▒▒▒▒▒❤▒)(▒❤▒▒▒▒▒▒❤

¡¡¡ SALUDOS !!!

________(¯`:´¯)▓▓)
_______(¯ `•.\|/.•´¯)
____(▓(¯ `•.⋐(█)⋑.•´¯)▓▓)
____(▓▓(_.•´/|\`•._)▓▓▓▓▓)
____(▓▓▓▓(_.:._)▓▓▓▓▓▓▓▓)
_(▓▓▓▓▓_▌▌_▓▓(¯`:´¯)▓▓▓▓▓)
_(▓▓▓▓__▌▌_(¯ `•.\|/.•´¯)▓▓▓)
__(▓▓____▌(¯ `•.⋐(█)⋑.•´¯)▓)
___(▓▓___▌▌▓(_.•´/|\`•._)▓)
____(▓___▌▌▓▓ (_.:._)_▓)
_______(▒❤▒) _____ (▒❤▒)
_____(▒❤▒▒❤▒)__(▒❤▒▒❤▒)
___(▒❤▒▒▒▒❤▒)(▒❤▒▒▒▒❤▒)
__(▒❤▒▒▒▒▒▒▒❤ ▒▒▒▒▒▒❤▒)
__(▒❤▒▒▒▒▒▒ ❤▒▒▒▒▒▒❤▒)
___(▒❤▒▒▒▒▒▒❤ ▒▒▒▒▒▒❤▒)
____(▒❤▒▒▒▒▒▒▒▒❤▒▒▒▒)
______(▒❤▒▒▒▒❤▒▒▒▒❤▒)
________(▒❤▒▒▒ ❤▒▒❤▒)
__________(▒❤▒▒▒❤▒▒)
_____________(▒❤▒▒)
_______________(▒)

(▒❤▒▒▒▒▒▒❤ ▒▒▒▒▒▒❤▒)(▒❤▒▒▒▒▒▒❤

¯`♥´¯)
`*.¸.*´
¸.•´¸.•*¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•Con cariño,Nyn´.•´¸¸.•¨¯`♥

El Señor F. dijo...

No puedo dejar de reirme con el remate..

no le lo esperaba...

jaja

muy bueno el blog!

Gauchita Pero No Gil dijo...

Ser mujer es la primera metáfora...

Sara Ham dijo...

Me parece que no es solo Martina quien describe situaciones fantásticas, muy bueno lo que escribiste!!1, me gustó llegar a tu blog

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails